Encuentra con Google !!

Google

viernes, 11 de febrero de 2011

Yo no lo temo a la muerte

Yo no le temo a la muerte
porque morir es natural
le temo más a la vida
porque no sé voy a llegar
con esta cabeza mía

Hoy es viernes, y me traigo la poderosa garganta de Chocolate, y sus letras por fandangos para terminar la semana, o para empezar el fin de semana, si queréis. Al final no pude ir (de nuevo) a ver lo que monta el amigo Paco Roji en Flamenka, porque me surgió un compromiso cumpleañero. Pero mañana creo que voy a ir a ver a mi primo Cristóbal, y espero ver alguna guitarra por allí. A ver cómo se da la cosa.

Le dice un niño a su mare,
Momaíta a mi no me llores más
que si te ha dejao mi pare
yo me pongo a trabajar
déjalo que Dios lo ampare.



El que no sabe perder
nunca debería jugar
cualquiera sabe ganar
pero el hombre donde se ve
es cuando pierde y se va

2 comentarios:

Tempero dijo...

Cuántas verdades se dicen en lo fandangos. ¡Ya hace años que le vi por única vez al Chocolate en el San Juan Evangelista de Madrid!
y los últimos fandangos se los escuché a Rubito Hijo en Madrid, unos fandangos que cantó sin micro, siendo también acompañado sin micro por el guitarrista enorme como es Francisco Cortés.

Daniel Tellez dijo...

Los fandangos son muy grandes. Y el Chocolate es inmenso.

Un saludo, tempero.