Encuentra con Google !!

Google

domingo, 8 de noviembre de 2009

Miguel Hernández en boca de Manuel Gerena

Empieza a vivir, y empieza
a morir de punta a punta
levantando la corteza
de su mare con la yunta.

Empieza a sentir, y siente
la vida como una guerra
y a dar fatigosamente
en los huesos de la tierra.



Contar sus años no sabe,
y ya sabe que el sudor
es una corona grave
de sal para el labrador.

A fuerzas de golpe fuerte
y a fuerza de sol bruñido
con una ambición de muerte
despedaza un pan reñido

La voz de Manuel Gerena nos trae un poema henchido de protesta y de ansias de libertad de Miguel Hernández. En este niño yuntero, se mezclan voz y letra de dos grandes intelectuales que utilizaron su sabiduría para hacerse escuchar más allá del puro arte.