Encuentra con Google !!

Google

sábado, 28 de febrero de 2009

Caracolitis aguda

que soy demente
que soy un cuerpo sin guía
me dicen que estoy demente
y que hace muchos días
que me aparto de la gente
desengañao de la vía

vino a decirme llorando
que sin mi se moriría
pero llegó cierto día
que riendose y cantando
pasó por la vera mía

Me ha vuelto la Caracolitis. De vez en cuando me da la vena y no puedo parar de escuchar a Manolo Caracol. Esta última vez provocada por la peli Un franco, 25 pesetas, en la que se cuenta la experiencia de una familia emigrante española en suiza, y en un par de escenas se escucha la voz de Caracol de fondo. Magistral. Esta voz y sus infinitas sinfonías engachan como la más pura de las drogas.