Encuentra con Google !!

Google

sábado, 13 de septiembre de 2008

Soleá de Morente

en tiempos era yo la alegría de mi casa
y ahora no me pués ni ve
por qué he caío yo en desgracia
si en desgracia yo he caío
que le hemos de hacer
si santicos que yo pinte
demonios se han de volver

Los últimos discos de Morente son una demostración de que este artista flamenco tan personalísimo es capaz de llegar a públicos brutalmente antagónicos. Algo así como el genio Israel Galván en el baile. Pero en su momento, tanto uno como otro enseñaron ya al flamenquismo más profundo su dominio en la pureza. Soleares como esta lo avalan para el que tenga dudas:




los aires llevan mentiras
y el que diga que no miente
que diga que no respira

de la isla camarón
por el barrio el albaicín
te llamaban el mejor

Genios como estos me recuerdan precisamente al último homenajeado por el artista granaíno: Picasso, que tiene obras previas al cubismo que ya nos demuestran que dominaba perfectamente el arte de la pintura, quiere ir más allá, y reinventa en los lienzos ideas de colores y líneas absurdas.
Acaso no hizo también Camarón lo mismo ? y en cierta medida Caracol ?
Qué envidia esta genialidad tan grande!

3 comentarios:

PEDRO DELGADO dijo...

Cumpliendo con las reglas del premio, te comunico que tienes un en mi blog. Pásate cuando puedas a recogerlo.

Saludos flamencos desde Cáceres.

PEDRO DELGADO dijo...

Por fin tengo tiempo de disfrutar de esta soleá de Morente. Comparto todo lo que dices. Los "críticos" con Morente, Camarón, Lole y Manuel, Lebrijano, José Mercé, ... sobre la pureza del cante que buceen en sus antecedentes artísticos y familiares.

Resulta "gracioso" que le hablen de pureza a estos genios...

Un saludo muy flamenco

danieltellez dijo...

... pues si... es una cosa graciosa... :D

... has dicho Lole y Manuel y me vas a obligar a "pasear" en busca de material. Estos dos sí que eran un dúo espectacular. Manuel poesía en estado puro y Lole con su innovador gitanismo.

En fin, a ver si pongo algo por aquí.